sábado, 10 de septiembre de 2011

La Belle Indiference (Rapeados Ripios sobre la Histeria)

No tenía disnea,
ni paralizado el brazo,
pero como a Cenicienta
le cabía este zapato.

Decía decir "no"
cuando decía "no se",
dejaba la puerta abierta
y se cerraba el negligée.

Te toma de la mano
y la suelta antes de tiempo,
"éste si que no me gusta,
es demasiado deshonesto".

Si le presentan otro,
medio lindo, intelectual,
"no, sacalo, es muy perfecto,
se parece a mi papá".

Histerica le dicen,
te pasa de cocción,
es de las que nunca pasa
de la charla hasta el colchón.

Histerica la llaman,
manzana envenenada,
te cela con su amiga
y la vecina de tu hermana.

Pero cuando le ganan
las ganas de ganarte,
no se toma su tiempo,
su placer es dominarte.

Te dice que te extraña,
pero tiene compromisos,
cuidás de tu autoestima
o te lo deja por el piso.

No busques entenderla,
no llames su atención,
si te ve medio caído
te dispara al corazón.

Nunca vas a conseguir
darle lo que ella te pide,
porque es una paradoja,
nunca quiere lo que exige.

Te trata de peón,
y te tiene en jaque mate,
te busca, te persigue,
pero solo va a dejarte.

No le escribas poesía,
no sigas su pasión,
si buscás enamorarla
no le prestes atención.

6 comentarios:

  1. De las mejores :)
    Primero fue Freud, dp Lacan y proximamente Croci

    Goguita :)

    ResponderEliminar
  2. Una de las mejores que leí, me encanta!

    ResponderEliminar
  3. Es genial! G E N I A L

    Pocos verseros como usted. :P
    Ya tenes el secreto Lo, hace uso de él.

    Ah, y gradezcamosle a Ale que nos facilita las explicaciones.

    ResponderEliminar
  4. Me muero, esa es la famosa chupetea-Dora?

    ResponderEliminar